Red Sonja de la mano de Gail Simone

A pesar de lo mucho que me gusta la fantasía y de lo fan que era de Conan de pequeña, Red Sonja nunca ha pasado por mis manos en ninguno de sus formatos, tengo la vaga memoria de haber visto la película con Brigitte Nielsen hace mil años pero no la recuerdo demasiado y tal vez esté fabricando el recuerdo.

EmpowermentEmpowerment! The Haweye Initiative por artistmeliDurante mucho tiempo no me ha interesado nada este personaje, principalmente por considerarla como un icono visual de todo lo que está mal en nuestro mundo en lo referente al sexismo, no dudo de que haya historias excelentes de este personaje pero simplemente no me ha interesado invertir el tiempo necesario para descubrirlo, una que ya está cansada de tanto facepalm, en cualquier caso aquí me disculpo por prejuzgar el “libro por su portada”. Sí, ya sé que es hija de una época pero ya no estamos en esa época, ¿o sí? a veces no lo tengo claro… El archiconocido biquini de cota de mallas, que tantos quebraderos de cabeza nos da porque lamentablemente aún no hemos llegado a ese punto en el que la sexualización del cuerpo de la mujer no sea la norma y modelo de muchos de los personajes o imágenes que pueblan nuestras aficiones (comics, videojuegos, portadas de libros, etc), la ponía directamente en la pila de las cosas que no me interesan. Un problema éste que toca muchos ámbitos, desde el de las armaduras que ya he mencionado hasta la más que problemática representación femenina en los cómics que, desde un punto de vista visual, cae en los horribles clichés que tan bien han ridiculizado iniciativas como The HawkEye Initiative o Escher Girls, con imágenes diseñadas para el supuesto deleite de sus lectores y el desconcierto de sus lectoras. Ojo que sólo estoy hablando desde el punto de vista visual y no de contenido, que ahí también tenemos ejemplos de todos los tipos.

Terminada esta diatriba, vamos con el cómic.

Gran parte del debate parece centrarse en el dilema de presentar personajes sexys. OMG, a todo el mundo le gustan los personajes sexys, pero una imagen sexy no es lo mismo que una imagen sexualizada y aquí entra Red Sonja en su última encarnación. ¿Por qué leerla ahora? La única razón es Gail Simone. Hace bastante tiempo que sigo a esta escritora de comics, su temporada en Birds of Prey es fantástica y se la recomiendo a todo el mundo. Animada a averiguar qué sería capaz de hacer con ella me dije, ¡es el momento!

portada1Portada de Red Sonja #1 por Nicola ScottLa historia empieza con los orígenes de Red Sonja, que en honor a la verdad no sé si son fieles a algún canon existente o no, como prisionera/gladiadora de los Zamoran y superviviente de sus mazmorras. El Rey Dimath la libera y ella se convierte en una guerrera de renombre, años después el Rey le pide ayuda para defender la ciudad de sus antiguos captores y así ella decide luchar junto a los habitantes de la ciudad asolada además por una terrible plaga.

La caracterización de la protagonista es muy satisfactoria, Red Sonja es una guerrera creíble en todos los sentidos con los matices de “over the top” que uno esperaría en una historia de estas características heredera del más puro estilo de espada y brujería de Elric, Fafhrd y Grey Mouser o Conan, pero que suena como una persona real. La cota de mallas o ausencia de ella 😛 no se convierte en un problema dado el tono de la historia, la fortaleza que desprende el personaje y un dibujo que transmite esa fuerza en lugar de parecer un catálogo de Victoria’s Secret.

Como ya he dicho, acompañando el guion está el fantástico trabajo que hace Walter Geovani en el dibujo con un estilo muy de cómic que complementa a la perfección a la historia y a la imagen de fantasía clásica de los personajes y escenarios. No es demasiado preciosista y se centra en los personajes más que en los fondos logrando transmitir bien la intensidad de las acciones de esos personajes de una forma bastante realista. Al arte de Geovani se suman una colección de portadas de artistas como Nicola Scott, Amanda Conner, Fiona Staples, Jenny Frison o Colleen Doran.

El resumen para mí es que entre las manos tengo más a una Xena que a una actriz porno con una espada así que pienso seguir leyendo esta serie a ver qué sorpresas tiene Simone preparadas para este personaje clásico.