Mass Effect - Las tribulaciones de una fan-girl, una crítica sobre el polémico final

N7 logoN7 logoSigo con el segundo post dedicado a Mass Effect, en éste abundan los spoilers… proceed with caution.

El principio del fin es el momento de no retorno del juego, cuando decides atacar la base de la organización humana que ha estado dando problemas desde ME1, Cerberus, y ya saboreas el momento en el que puedas meterle una bala en la cabeza a su líder, The Illussive Man (TIM) -por cierto, genial el doblaje de Martin Sheen-. Ese momento es el último que tienes para hablar con tu tripulación en la Normandy y la última noche que podrás compartir con tu Love Interest (LI). Empiezan las despedidas…

Been there…Como apunté en el anterior post, la misión en la Tierra es épica, los enemigos son formidables y la sensación de urgencia, de que se está librando el combate que decidirá el destino de la Galaxia está fantásticamente bien conseguida. Las transmisiones que te llegan, las conversaciones de los soldados que escuchas de pasada, todo contribuye a crear una atmósfera de tensión excelente y de instantes desgarradores.

despedidaLa última despedida con mis squad mates preferidos. Kaidan, me partes el corazón… pero tengo que salvar la Galaxia.HarbingerEl Reaper Harbinger en Londres, esperando a que lo mande al infierno…Así llegamos al final, The Crucible, el arma que se ha construido con el esfuerzo de toda la Galaxia, está lista y es el momento decisivo. Se han acabado las batallas para Shepard y te enfrentas a la escena final, a tus últimas decisiones. Y aquí es donde el juego falla estrepitosamente para muchos fans. Después de una confrontación final con The Illusive Man en la Ciudadela, llega el momento de la verdad, el momento de poner en marcha The Crucible y mandar a los malditos Reapers al infierno, pero no, entonces de la nada aparece un personaje que sólo has oído nombrar, el Catalizador, y te plantea tres posibilidades:

  • Controlar a los Reapers, Shepard muere pero su “código fuente” sustituye al Catalizador como la nueva inteligencia detrás de los Reapers y puede hacer con ellos lo que quiera.
  • Destruirlos, esto además destruirá a la raza sintética de los Geth -que acabas de salvar de la guerra con la raza que los creó, los Quarians-, y de EDI, una AI (Inteligencia Artificial) que es uno de tus squad mates.
  • La síntesis con ellos de la vida orgánica e inorgánica. Shepard se inmola para que esto pueda producirse y todo el mundo es feliz -o algo- con brillitos verdes.

Se te queda un cara de ¿en serio? ¿éstas son mis opciones? ¿Para qué acabo de luchar? ¿Para qué han muerto mis amigos?

Inherentemente no es que haya nada malo con este modelo de presentar al jugador con tres posibilidades, diablos, el juego se basa en tomar decisiones constantemente, pero en ese momento muchos jugadores sintieron que

  • todo lo que habían hecho a lo largo de la saga perdía peso y de que lo único importante era el poder militar que han conseguido para esa última misión, ya que dependiendo de cuántos aliados hayas hecho y, por tanto, cuál es tu poder militar, tus decisiones tienen un impacto diferente en el resultado.
  • de dónde demonios sale el niño ése con unos argumentos que te has cansado de probar erróneos desde ME2.

One of the biggest problems with the ending is that some rogue AI that has caused genocide endlessly throughout the galaxy for ages appears in the last 10 minutes of the game out of no where. Now, this AI offers Shepard three bad choices — all of them go against everything she’s fought for … she was always willing to die for what she believed in, so was her crew. Yet, suddenly, she forgets all that and says, “Sure, I’ll accept what you say at face value … I won’t debate, I won’t argue, I will just simply capitulate.”

Fuente: About Mass Effect 3′s ending por Alex Knapp para Forbes.

Como se expresa en el post del que saqué este extracto, no son las decisiones lo que está mal, es la incoherencia de añadir un actor en el final, la premisa en su razonamiento, que Shepard ha desmostrado incorrecta, y la contradicción con todo lo que Shepard ha aprendido y logrado en su viaje. Añadiendo, además, que tengas que creerte lo que te dice. Que sintéticos y orgánicos no puedan convivir en paz sin fusionarse es falso. Imponer a toda la vida (orgánica o no) de la Galaxia una única salida en mi opinión resta diversidad. Y tanto esta opción como el control es justo por lo que has luchado contra Saren, tu antagonista en ME1 que defendía esta salida, y TIM, que se pasa todo el ME3 persiguiendo el Control de los Reapers. Por otro lado, que la destrucción lleve a la muerte de la vida que has aprendido a valorar es terrible porque ¡cómo va a elegir Shepard a unos sobre otros! (¿el bien de la mayoría supera el de la minoría… o uno solo?).

El final que se nos da, las opciones que se nos dan en un contexto que parece una solución deus ex machina con el Catalizador salido de la nada, con el aspecto del niño que vimos morir al principio del juego y con un eco en su voz parecido al de los Reapers que ya conocemos, invitan a pensar más, a volver a repasar esos últimos minutos del juego, algo que no suele ocurrir con demasiada frecuencia en este medio. No es mi intención entrar en sesudos debates o elaborar teorías. Mi interpretación desde el punto de vista de Shepard, sin meta-juego, es que poniéndome en la situación de Shepard, mentalmente exhausta, herida e intentando desesperadamente salvar la Galaxia, y tal y como yo he roleado mi personaje, ¿por qué he de fiarme de lo que dice el crío? ¿No es mi enemigo? ¿No ha matado a miles de millones de seres durante millones de años basándose en una lógica que encuentro repugnante y claramente errónea? Los Leviatanes se equivocaron al crear a los Reapers, actuaron como dioses y condenaron a toda la Galaxia a este ciclo de destrucción, así que no me fío y decido destruirlos.

En todo viaje épico el héroe aprende al final, aprende sobre el mundo en el que vive y sobre sí mismo, es parte de nuestra tradición narrativa, y aunque no esté mal romper con las tradiciones no se puede forzar a un personaje a no ser fiel a sí mismo y a sus ideales, a todo lo que ha aprendido y experimentado al final y menos aún añadiendo eventos sin ninguna conexión con el resto de la información presentada previamente. Es disonante y aunque el receptor de la historia no sepa porqué, este final no le dejará satisfecho.

opciones ME3Opciones representadas por sus defensores: Síntesis con Saren, Control con TIM y Destrucción con Anderson, el único que no es un enemigo.La percepción de cuál es el final bueno es algo compleja. No hay ningún final en el que lo puedas tener todo. Sólo he visto dos de los cuatro finales posibles y no tengo ni idea de si hay un final que Bioware considere como el final perfecto, aunque algunos jugadores opinan que es el de Síntesis. El de Destrucción con Shepard respirando al final parece que es el bueno para muchos jugadores, incluyéndome a mí misma, al fin y al cabo es para el que necesitas haber conseguido más poder militar. Pero ninguno es enteramente satisfactorio.

En el final de síntesis Shepard se sacrifica, punto. Tienes que ver cómo tu tripulación te rinde homenaje (¡pobre Kaidan!) y te conviertes en leyenda (creo que es más o menos común en todos los finales). Sin embargo, bajo mi punto de vista en este final también sacrificas la libertad de elegir de toda una galaxia forzándolos a convertirse en algo que para mí es una perversión, no por la fusión sino porque sigues el camino que buscaban los Reapers con Saren y, parece que, reconociendo que efectivamente orgánicos e inorgánicos no puede coexistir pacíficamente tal cual son.

EDI en ME3EDI en ME3El final de destrucción con el plus de que Shepard respira al final, tampoco es satisfactorio del todo, después de todo lo que has hecho para salvar a todo el mundo ¿sabéis lo difícil que es conseguir la paz entre Quarians y Geth? ¿De verdad tienes que sacrificar a los Geth y a EDI para destruir a los Reapers? No me entendais mal, no me parece erróneo que ningún final sea completamente “feliz”. Sencillamente, la inclusión de un nuevo actor y la poca clausura para todos los personajes en el video final te deja un poco insatisfecho.

Sé que es un juego y aunque no es más que un juego, creo que esperaba algo más. Pero no sólo éso, esos últimos minutos en que te cuentan brevemente lo que pasa después son bastante abiertos en lo que respecta a lo que ocurre contigo (recordad que mi final es el de Shepard respirando) y con tu tripulación. Muchos fans dan la bienvenida al ¡headcanon! -o, para los que jugan en PC, el mod de Happy Ending-. Yo no estoy a disgusto con el final tal cual, no necesito Happy Ending Mod, pero sí que no puedo evitar pensar que podría haber sido mejor. No es un final malo en sí, si obviamos al infame niño (apodado Star Brat en muchas discusiones), es que te roba la ilusión de poder decidir que se mantiene durante los juegos anteriores.

Creo que hubiera estado genial que hubiera forma de fastidiarla completamente y de tener un final épico, aquí que cada jugador decida si muere o vive Shepard, porque es una historia épica y porque jugamos para tener el control y poder sentir que contra todo pronóstico podemos alzarnos con la victoria, salvar la Galaxia y volver a casa con el chico (mola, ¿eh?). Al fin y al cabo, es un juego que refuerza en gran medida la fantasía de poder en la que se basan muchos juegos.

He de reconocer que nada más terminar el juego estaba un poco enfadada, pero a medida que ha pasado el tiempo y mi reacción inicial se ha templado, me he reconciliado con el final que yo he elegido. He leído unas cuantas páginas de diatribas y discusiones sobre por qué un final es mejor que otro, qué significan y teorías variadas sobre si el encuentro final con el Star Brat es real o un intento desesperado de los Reapers por adoctrinar a Shepard y evitar su destrucción. No sé cuál hubiera sido la reacción de los fans hace un año si el final hubiera sido en la línea de lo que ves es lo que hay, sin decisión, como en el caso de los dos anteriores, y basando el éxito o fracaso en la cantidad de aliados que has sido capaz de traer contigo. Imagino que muchos fans estarían más contentos, ¿final feliz?.

Ahora, nada más terminar mi segundo play-through de ME1 y casi a punto de terminar el de ME2, sé exactamente qué es lo que le falta al final para mí. Y es la sensación de victoria que se vive al final de ME1. En el momento en que Shepard reaparece entre los escombros, con una sonrisa en sus labios, ante las miradas de sorpresa de Garrus y Kaidan y te das cuenta de que tú también estás sonriendo y de que has vencido, de que tú, Shepard, y tu equipo sois unos big damn heroes!

Mi veredicto es que la saga merece muchísimo la pena, es la experiencia más increíble que he tenido como jugadora en toda mi vida y nada más terminar no puede esperar ni una semana para empezar otra vez (Pablo ya se ríe), eso sí, en dificultad hardcore, que no se diga, y volveré a jugarla de nuevo seguro con mi “Shepard canon” en Insanity y alguna nueva que me haga para explorar otras opciones. Sí, los diez últimos minutos afean el conjunto pero como dicen los americanos, “It was a hell of a ride!

El último post de mi semana dedicada a Mass Effect será sobre las bondades de la DLC La Ciudadela.