Oooohhhh! Qué penita! Llega el último día y se levanta lloviendo a mares. Tres años viniendo y tres años que llueve al menos un día. Pero estamos aquí y no estamos dispuestos a que eso arruine la diversión.

Primera parada de la mañana, The Art of Videogames. Uno de esos paneles en los que la descripción y lo que se presenta no coincide. Si en la descripción se vendía una discusión sobre el arte en el mundo de los videojuegos y la elaboración de mundos y personajes, me encontré con un panel en el que unos profesionales del sector daban consejos sobre cómo meterse en él. Es lo que pasa con muchos paneles, a veces están a merced de los ponentes o de un moderador poco profesional que deja que el tema se desvíe de lo prometido.

Biotic godBiotic god[diacritica]

El track de ciencia o de EFF funciona muy bien incluso el lunes y lo primero que hice fue ir a la charla “Drones: Privacy and Local Enforcement“. Trataba sobre la creciente posibilidad del uso de drones tanto por las fuerzas de seguridad como por individuos. La legalidad de muchas de las acciones que suenan a violación de la privacidad me sorprendió y creo que va a ser un tema peliaguado ya en esta década con los costes de drones con cámara HD bajando hasta los 500€.

[/diacritica]

Tras terminar aquí no tenía muchas ganas de meterme en lo que había elegido a continuación y decidí unirme a Pablo en el panel Tolkien and the UK, mi propósito fundamental era verle sufrir oyendo otra ve cómo se hablaba de las películas y no de los libros. ¡Mi gozo en un pozo! Tras 15 minutos de espera nadie apareció por la sala y mi espíritu chinchoso se había aburrido de esperar. Dejé a Pablo abandonado esperando a un panelista que finalmente no apareció y me fui a hacer la última incursión a las tiendas.

[diacritica]

Mi percepción es que hay tracks mejor o peor llevados por los organizadores (a menudo voluntarios) y el de Tolkien no está entre los mejores. Pasó media hora hasta que llegó alguien de la organización para anunciar que no había charla.

[/diacritica]

Calcetines de Doctor WhoCalcetines de Doctor WhoEste año no hemos comprado prácticamente nada, entre que estamos viajando muy ligeros de equipaje y que realmente no había nada que no podamos encontrar online, nuestras compras se han limitado a una expansión del Zombie Dice, una fragrancia para ambientar las partidas de rol, un par de decals de Mass Effect con los que planeo decorar mi arco y unos calcetines de Doctor Who.

Tras despedirnos de las compras yo me metí en mi último panel, Writing for videogames. Varios de los panelistas que ya había visto en días anteriores en Gamer girls unite o en Console Wars, se unieron para dar una visión sobre el trabajo de los escritores en la industria. Pesos pesados con juegos como Dragon Age, Deus Ex, Dishonored, Punisher o Saints Row en sus CVs. A diferencia del panel sobre el arte, fue menos un “cómo meterse en la industria” (aunque estas preguntas siempre aparecen) y más un “cómo funciona por dentro”. Me recordó mucho al panel al que asistimos en la Nine Worlds de Londres hace un mes en el que Rhianna Pratchett trataba el mismo tema.

[diacritica]

Yo estuve en la charla Gravitational Wave Detectors, que estuvo muy bien. La doctora estadounidense Erin Patricia McDonald, afincada en Cardiff describió la importancia de las ondas gravitacionales en la teoría de la relatividad general de Einstein, la dificultad de su detección y los pocos laboratorios repartidos por el mundo que buscan la hazaña de detectar directamente estas ondas que además de mínima energía llevan consigo un premio Nobel automático.

[/diacritica]

Y esto ha sido todo por este año. El balance, como en años anteriores, ha sido muy bueno y ya estamos haciendo planes para el año que viene y para intentar alojarnos en uno de los hoteles de la convención en lugar de en uno en los alrededores.

[diacritica]

El año que viene vendremos con cosplays y charlas y la inmersión en la Dragon Con será total 🙂

[/diacritica]