Creo que Pablo y yo estamos de acuerdo en que el domingo fue el mejor día de la Dragon Con para nosotros.

Viajeros en la Tardis

Viajeros en la Tardis

A las diez de la mañana me fui a mi primer panel, Doctor Who Origins. Unos panelistas muy conocedores de la serie y de sus anécdotas, regalaron a la audiencia su saber sobre la gestación e historia de la serie más longeva de la historia de la BBC y de la televisón en general. Cómo se eligió a William Hartnell como el primer doctor, cómo consiguieron que se aprobara la serie para su emisión o por qué empezaron con lo de las regeneraciones del Doctor.

[diacritica]

Yo tuve algo menos de suerte y me fui al track de Tolkien para escuchar a una tal Constance G.J. Wagner “dirigir” una sesión para escritores titulada Inspired by Tolkien. ¡Y una merde! La sesión fue un rollazo de preguntas sobre si la película tal, la película cual, si el actor que hace de Bombur es mono, que si Fili, que si Galadriel en la peli esto… me harté y tuve que intervenir comentando que el track de Tolkien era una colección de charlas y mesas redondas que orbitaban alrededor de las películas, no de los libros y que yo, como habitante del mundo “pre-películas”, me sentía tremendamente alienado. Después de un no-rant, les pregunté qué porcentaje de su inspiración en la Tierra Media venía de los libros y de las películas y las respueastas fueron variopintas pero quizá la más triste fue la de una chica (de padres Tolkiendili) que había visto la primera película antes de leerse los libros y ahora se veía atrapada en la visión de Peter Jackson.

Ya comenté que yo era pro-películas pero que se hacía muy difícil moverse libremente en la época post-Peter Jackson en términos de charlas y mesas redondas y la verdad es que creo que a medida que pase el tiempo ambas “versiones”, la de Tolkien y la de Jackson van a empezar a fusionarse y a crear un nuevo canon un tanto confuso para mí. Al tiempo.

[/diacritica]

Mark Meer, Raphael Sbarge y David Gaider

Mark Meer, Raphael Sbarge y David Gaider

Salí corriendo de este panel con media hora para llegar al siguiente y temiendo que hubiera una cola de las de echarse a llorar. Cuando llegué al salón en el que iba a tener lugar el panel de Actors of Mass Effect y vi la cola bajar por las escaleras de la planta en la que se celebraba me quedé desolada. Sin mucha esperanza me uní a la cola del “overflow“, los que esperábamos que quedaran sitios sueltos para poder entrar. Afortunadamente el que había hecho el cálculo de la capacidad de la sala se había quedado un poco corto y pudimos entrar aunque fuera en las últimas filas. En este panel decidió acompañarme Pablo, que aunque no ha jugado los juegos los ha escuchado ya tres veces 🙂 Los panelistas eran Mark Meer, la voz de broShepard, Raphael Sbarge, voz de Kaidan Alenko, y David Gaider, escritor en Bioware, sólo podría haber sido mejor si hubieran estado Jennifer Hale, voz de femShepard o Brandon Keener, Garrus Vakarian. La sala estaba a rebosar de fans y en una altísima proporción esos fans eran mujeres. Para los que no se hagan una idea, la distribución de asistentes a la Dragon Con está muy igualada y si no es de un 50/50, yo me atrevería a decir que la “mitad” que gana es la femenina echando un vistazo a lo que se ve en las calles y los pasillos. Mi corazoncito de fan vio colmados todos sus deseos con un panel en el que los participantes desbordaron sentido del humor, buen hacer, profesionalidad y guiños a la saga que sus fans adoran.

[diacritica]

Creo que pillé la mayoría de los chistes, no sé si reir o llorar… 😛

[/diacritica]

Siguiendo en la tónica de los videojuegos Pablo y yo nos metimos en un panel llamado Console Wars, en el que se suponía que se iba a hablar de PS4 vs. Xbox One. Como se puede imaginar, la charla giró en gran parte en torno a las extrañas decisiones de Microsoft en su apuesta para la nueva generación. Mi pregunta sobre por qué Microsoft ha decidido centrarse tanto en el mercado americano y básicamente entregar en bandeja a los jugadpores europeos a Sony no quedó enteramente respondida pero entendemos que Microsoft, que cree tener a los jugadores como clientes asegurados, en su apuesta por el público no jugón ve más potencial en el consumidor norteamericano entregado a la dichosa NFL, qué kk!

[diacritica]

Muy gracioso el contrapunto ácido de Chris Avallone y su visión PRO-PC (Torment: Tides of Numenéra ha sido su exitoso Kickstarter).

[/diacritica]

Como no habíamos tenido suficiente, nos dijimos, ¡vamos al panel sobre The Elder Scrolls Online! Pero, horror, estaba llenísimo! Nos quedamos en la puerta y mirando el programa y la puerta más cercana nos metimos en The Art of LARP weaponry. Ugh! Rollazo de tres tíos contándonos que si la gomaespuma tal o pascual es muy chula y que las espadas que hacen cuestan tanto o cuanto… Esperábamos algo más tipo tutorial. A la media hora hicimos mutis por el foro y nos fuimos a dar otro paseíto por las tiendas de la Dragon Con y por el hall del hotel Marriott en el que podríamos decir que se junta una multitud variopinta de curiosos y cosplayers para fotografiar y ser fotografiados. Sólo quedándote ahí parado durante una par de horas te dejan una gran sabor de boca, además de pasarlo genial observando a la gente.

Link fotografiando a Loki

Link fotografiando a Loki

[diacritica]

Yo del LARP weaponry esperaba listas y tablas de características, reglas, tipologías, materiales, etc. No tres tíos con sus armas soltando información improvisada. Esto pasa a veces en la DragonCon, que las charlas las llevan personas que no se preparan nada, simplemente aparecen y tras 5 minutos de “soy X y me dedico a Y” dan paso a un turno de preguntas y respuestas del público. Es un riesgo que merece la pena correr pero no deja de incordiar…

El rato de voyeurs en el Marriot fue fantástico. Es hipnótico y la principal razón por la que realmente quiero que nos alojemos en ese hotel el año próximo.

[/diacritica]

Maléfica y la Reina

Maléfica y la Reina

Nos acercamos al final del día y a nuestras dos últimas actividades. La primera sorpresa fue la super cola que nos encontramos en Sparkfun workshop. En un panel que esperábamos que fuera una especie de demo de Arduino y alguna de sus aplicaciones prácticas no esperábamos que la cola se saliera del edificio y con algo de esperanza nos pusimos al final. Afortunadamente pudimos entrar y, segunda sorpresa, era un mini taller de Arduino pero aplicado a wearable electronics. El caso es que nos dieron un bastidor diminuto, un poco de hilo de acero inoxidable, una batería y un LED para montar un pequeño circuito. Como éramos tantos nos tocó compartir nuestro kit con una simpática pareja de mediana edad en la que ella iba con un cosplay de Jaffa de Stargate. Geniales! A pesar de no ser lo que esperábamos nos encantó y nos dio ideas para un posible cosplay con el que venir el año que viene.

Nuestro circuito terminadoNuestro circuito terminadoEl workshop llenito

El workshop llenito

[diacritica]

Angela se olvida de decir que ¡GANAMOS! Quiero decir, que cosió el circuito correcto como en 2 minutos mientras los otros 50 grupos (250 personas) aún seguían preguntando si había que unir el cátodo con el ánodo o al revés y ya no digamos coser con el hilo. La mujer que dirigía el taller, Dia Campbell, es una experta en Lilypad, una versión de Arduino para ser “cosida” a la ropa, y una magnífica comunicadora y divulgadora.

[/diacritica]

Tras la cena, siendo la última noche de la Dragon Con queríamos participar en alguna de las actividades nocturnas. A las 22 nos fuimos a una proyección de películas de Star Trek. La primera película del programa fue… The Wrath of Khan. Hacía como veinte años que no veía esa peli y tras ver en el avión Star Trek Into Darkness parecía muy apropiado poder comparar con la original. Creo que salvo Benedict Cumberbatch y su estupenda voz no hay nada en la nueva que sea mejor que en la antigua. Ver una película como esta en la Dragon Con es como ir a un cine de verano con la diferencia de que aquí estás rodeado de gente completamente entregada que en los momentos claves lo da todo. Esa inolvidable escena de Kirk gritando Khaaaaaan! recibió aplausos y gritos del público.

[diacritica]

Mi presencia fue determinante… fui el que consiguió que el portátil proyectara correctamente la película. Nadie aplaudió y eso me dolió profundamente 😛

[/diacritica]

En lugar de quedarnos a la segunda película nos marchamos al Marriott a tomar una copilla y disfrutar un rato más del ambientazo que, como ya dijimos arriba, se respira en este hotel.

Dos Asari paseando por el Marriott

Dos Asari paseando por el Marriott

Reunión de Dovahkiins

Reunión de Dovahkiins

Ezio y yo

Ezio y yo

Así se acercan las última horas de la Dragon Con 2013.