Destiny, el juego al que indulté a pesar de no tener historia

Buf! Ha pasado un tiempo sin que haya publicado nada de verdad, el post del otro día no cuenta mucho como contenido.

Últimamente he estado haciendo y jugando a muchas cosas y, para mi sorpresa, he retomado el Destiny de forma bastante intensa, yo diría que casi obsesiva. Estoy un poco sorprendida de que la fiebre me esté durando tanto tiempo, teniendo en cuenta que es un juego que prácticamente no tiene una historia coherente, o directamente una historia.

Destiny story

Fuente: https://i.imgflip.com/13bn4s.jpg

Afortunadamente hay gente que se ha tomado la molestia de recopilar todas las hebras dispersas y construir relatos algo más clarificadores.

En mi opinión Destiny es un juego que ha luchado para definirse a sí mismo durante los tres años que han transcurrido desde su publicación. A lo largo del tiempo ha mejorado muchísimo, tanto desde el punto de vista de la exposición y la historia (no sé si podían haberlo hecho peor) como de la interacción de los jugadores con el mundo y entre sí. Una de las cosas que a mí me gustaron desde el principio es lo fácil que es entrar en él. Está muy bien diseñado en términos de jugabilidad y mecánica. Es muy sencillo hacerse con los controles y dejarse llevar por el ritmo de los combates, el fluir de los enemigos, sus movimientos y ataques, o dominar las acciones que gobiernan el desarrollo del juego. Como FPS me parece una maravilla. El juego tiene un diseño artístico fantástico, todos los escenarios están cuidadosamente detallados y gozan de personalidad propia. No tiene nada que ver moverse por los vastos paisajes desérticos de Marte con adentrarse en las enfermizas entrañas del dreadnought en los anillos de Saturno. Entre las cosas que más me gustan a nivel de diseño es una interfaz de usuario sobresaliente y muy intuitiva que no ha pasado inadvertida.

Algo que está en el top de la lista de cosas que me gustan de Destiny es que ni tiene economía interna, con lo que no se depende de tener 'oro' infinito ni de la abundancia de lo que sea que necesites en el mercado; ni tiene la típica mecánica de crafting de recolectar materiales eternamente y desperdiciar el tiempo adquiriendo habilidades para fabricar el equipo. Odio el crafting y no soporto tener que pasar horas sin fin recogiendo materiales para hacer una armadura que me servirá dos días y a volver a empezar. Armas y armaduras son preciosas y conseguir las de alto nivel es cuestión de hacer misiones y tener un poco de suerte con el RNG.

Ah! Bueno, y luego está Cayde-6, doblado por Nathan Fillion a.k.a. Cptn. Malcolm Reynolds.

A pesar de sus bondades, en lo que respecta a su desarrollo y coherencia interna dejaba mucho que desear y, aunque aún podría mejorar más, ha evolucionado mucho. No sólo se han añadido más actividades y eventos, sino que también se ha intentado crear un trasfondo más atractivo y completo. Hace poco he vuelto a jugar algunas de las misiones del principio del juego (lo que correspondería a "Año Uno") y se evidencian los problemas en el guion claramente con una exposición bastante torpe de las motivaciones y excusas para ir de un lado a otro disparando aliens en la cabeza. No quiero decir que el cambio sea la locura pero yo sí que he notado cierta mejoría. Como jugadores nos pasan inadvertidos muchos de los problemas de la industria y según lo que se publicó en Kotaku hace algún tiempo, el desarrollo de Destiny fue bastante accidentado.

Yo soy una jugadora generalmente solitaria y este ha sido uno de mis mayores problemas con Destiny. Cada vez que lo he retomado, jugaba durante un par de semanas y acababa dejándolo con la certeza de que el juego sería mucho mejor jugando con otras personas.

Cada vez que ha salido una nueva expansión he vuelto a jugar un tiempo para acabar dejándolo tras unas semanas. Parte del problema era que al no dedicarle el tiempo suficiente tampoco podía participar en las actividades que requerían cierto nivel, incluso aquellas en las que el fireteam se compone por matchmaking. Un poco de círculo vicioso, si no juegas no subes y si no tienes nivel suficiente no tienes acceso a todo el contenido.

Podría aplicarme el cuento de esta canción:

Hace ya tiempo que le decía a Pablo de vez en cuando que Destiny era un gran juego. El tipo de juego al que te puedes abandonar cuando no quieres darle muchas vueltas a la cabeza, sin grandes decisiones y sin la sensación constante de que el destino del universo depende de que no la fastidies. Es un juego perfecto si quieres dispararle a algo durante una hora o durante cinco. Así que un día que estaba un poco perezoso le creé un personaje para que al menos le diera un oportunidad. A partir de ahí sólo puedo decir que alguna oferta del Black Friday nos vino muy bien y que ahora jugamos los dos y matamos aliens juntos.

Casi al mismo tiempo me metí en un clan y creo que ése ha sido un punto de inflexión. Pertenecer a un clan da muchas más opciones de jugar. Para empezar da acceso a contenido del juego para el que es preciso tener un fireteam de entrada, como los Nightfall Strikes o los famosos raids que exigen un equipo de seis jugadoras bien preparadas y en constante comunicación. Por cierto, he descubierto que ¡me encantan los raids! Por ahora he hecho dos de las cuatro que hay pero estoy alerta cuando se organizan eventos en el clan por si puedo unirme a alguno de ellos. Además da la oportunidad de perdir ayuda o ayudar en misiones durillas.

Por si a alguien le interesa mi clan/grupo es Sisterhood of Guardians, un grupo que ahora mismo tiene varios cientos de jugadoras en todo el mundo. Los únicos requisitos (extraídos de la página del grupo) son:

  1. Be a lady. (Identify as a female.)
  2. Be respectful. (This includes communicating via in-game chats, the forums, BAND, and respecting instructions from Admins.)
  3. Have fun.

Yo añadiría tener un nivel decentillo de inglés, que es el idioma común para todas.

Destiny 2 se vislumbra en el horizonte, en teoría en otoño de 2017. A pesar de que aún no hay mucha información al respecto, yo ya tengo ganas de saber qué nos está preparando Bungie. Lo único que pido es que no siga la estela de otros MMOs y añada cosas como las misiones absurdas de ciudadanos sin nombre o los sistemas de crafting y economía interna, creo que ya he hablado de ellos. No tengo muy claro que vaya a comprarlo el primer día, especialmente después de la decepción de un último hotfix lleno de bugs, que ha roto mi arma preferida (Red Death) pero estaré pendiente de las primeras reseñas, especialmente de los fans del juego en Kotaku.

Destiny es un juego sobresaliente en aspectos muy importantes como mecánicas, estética, diseño de escenarios e interfaces, y un mundo intrigante. A pesar de su historia deficiente compensa por su ritmo de juego trepidante. En solitario está bien, en pareja mejora mucho y con un clan activo es adictivo.