You are reading:

DragonCon, ya se va acabando by ghilbrae

3 min read

Share this post:
Drizzt Do'Urden por Todd Lockwood

El domingo 4 de septiembre era el tercer día de la DragonCon.  Repartidas entre dos de los hoteles anfitriones hay zonas de tiendas,  editoriales indies, tiendecillas y una zona especial para  artistas de comics, ilustración y arte en general. El día anterior  habíamos echado el ojo a unas láminas de Firefly/Serenity de Jason Palmer.  Nos pasamos por su puesto y no nos arrepentimos. Jason Palmer estaba  allí y estuvimos hablando con él una media hora. Habla muchísimo y  aunque sabes que algo quiere venderte, que al fin y al cabo se tiene que  ganar la vida, la conversación fue más larga y con más detalles de los  estrictamente necesarios. Mientras estábamos allí conocimos también a George Perez,  que estaba paseando y se acercó a hablar con Jason y con nosotros.  Genial. El pequeño fan dentro de Pablo hacía verdaderos esfuerzos por no  hacer una foto, pero resistió. “Be cool” es el  mantra que uno debe  repetirse si no quiere parecer demasiado fan 🙂

Con el ojo puesto en el ojo puesto en el reloj para no perderme el  panel al que quería asistir, nos despedimos de Jason Palmer con nuestras  compras hechas. Aquí nos dividimos y mientras Pablo se iba a una charla  sobre diseño de juegos en general con  autores de juegos tan famosos  como Vampiro, Fading Suns o Magic (Andrew Greenberg o Richard Garfield),  yo me fui al panel de la serie de SyFy: Eureka.  No soy una seguidora incondicional de la serie pero me gusta bastante y  me divierte mucho. Mi principal motivo para ir al panel es que me daba  la sensación de que el actor protagonista debía de ser muy divertido y  que el panel podría merecer la pena teniendo en cuenta que estarían él y  Wil Wheaton (sí, otra vez). Afortunadamente mis espectativas se  cumplieron completamente y el panel fue divertido y ágil, con algunos de  los momentos más memorables de la DragonCon como después atestiguó el  diario de la DragonCon que salió al día siguiente. Además de ellos dos,  estaban la actriz que hace de hija del protagonista y el que interpreta  al dueño del café del pueblo en el que se desarrolla la serie. Ahora me  encuentro dividida porque no sé qué panel me gustó más, éste o el de  Star Trek: TNG.

El verdadero problema de estos eventos es la comida. No hay  demasiadas opciones y todo está lleno hasta los topes. No es que no haya  muchos sitios para comer sino que las opciones son bastante parecidas y  poco apetecibles. Sí, Mamá, durante estos días no he comido muy bien,  pero espero que ahora que vamos a llevar otro ritmo las comidas mejoren.  En resumen, que nos tomamos un sandwich + ensalada en Starbucks (!) y  nos fuimos a una charla sobre Arduino.

Esta charla sí fue decepcionante, no es que fuera mala, sino que  nosotros esperábamos un curso de programación, tal  como proclamaba el  programa, y nos encontramos con una charla sobre las especificaciones  técnicas de la tarjeta.

Tras este pequeño bache nos pasamos por la mesa de las Skepchicks (el famoso blog sobre escepticismo escrito principalmente por mujeres).  Después de que la noche anterior me pasara brevemente a saludar a  Rebecca Watson, la “líder” de las Skepchicks, me sugirió que fuera por  la mesa a saludarlas. No tuve mucha suerte, ya que pasé algunas veces y  nunca estaba ella. Al final charlé un ratillo con la skepchick Surly Amy y me llevé uno de los colgantes que ella misma hace. Me hubiera gustado  charlar un poco más con ellas después de leer tanto el blog de  Skepchick pero entre que soy muy cortada y que nunca estaba Rebecca, al  final se quedó en un saludo.

La tarde volvíamos a tenerla dividida así que Pablo se marchó al  hotel a dejar las incómodas compras y yo me dí otra vuelta por las  tiendas de arte, compré una lámina chulísima a Todd Lockwood de Drizzt Do’Urden (ver imagen adjunta) y luego me dispuse a ver un episodio de la serie Torchwood comentado por uno de sus actores. No fue excelente, pero lo pasé bastante bien 🙂

Con un rato largo por delante me dí una vuelta por la zona y mientras  hacía tiempo pude ver a gente con unos disfraces increíbles. Un Kratos  del videojuego God of War impresionante, Marines Coloniales de Aliens,  soldados de asalto imperiales y mucho Steampunk muy cuidado, incluso me  encontré con cuatro Green Lanterns Steampunk a los que hice una foto con  la cutre-cámara de mi móvil y que intentaré mejorar en casa con el  GIMP.

Hasta aquí todo el día. El día siguiente se terminaba la DragonCon y empezábamos a pensar que había durado demasiado poco 🙂

Comments?

We'd like to hear you.

Suggested Authors

Suggested Tags

No results.

Searching