Valiant Hearts, un juego pequeño pero imprescindible

tumblr<em>static</em>valiant<em>hearts</em>profile

Mi vida como jugadora suele estar ocupada en gran parte por los ‘triple A’ que generalmente exigen una dedicación enorme. Durante el E3, me llamaron la atención algunos juegos más pequeños, algunos de ellos de estudios también pequeños y otros no tanto.

Aunque la tendencia actual sea en cierto modo englobar muchos de los juegos que no son grandes producciones bajo la etiqueta de juegos ‘indie’ no me atrevería a colocarla en un juego hecho por Ubisoft, como es el caso de Valiant Hearts -The Great War-. Este juego ha sido desarrollado por la filial de Montpellier.

La estética del juego recuerda un poco a la de Child of Light, ya que ambos juegos hacen uso del framework UBIart para crear sus mundos. Aún así el juego tiene un marcado carácter adulto en su arte que, obviamente, el anterior no tiene. Valiant Hearts no intenta apabullar con unos gráficos espectaculares que nos transporten a la Primera Guerra Mundial a la imagen de tantos otros juegos y otras guerras, el objetivo del juego es contarnos la historia de la guerra, de los que tuvieron que luchar en ella y de impresionarnos con su coraje. La mejor comparación para mí sería la de un cómic de estilo europeo en el que no hay colores brillantes ni poses heróicas, sino seres humanos que padecen y tratan de salir adelante. Para contar la historia que se pretende la elección de este estilo más “simple” hace que sean los detalles de la narración los que sobresalgan y no la forma que está tomando. Creo que lo más acertado sería describirlo como un cómic jugable. Comentario extra merece la banda sonora del juego que es de una belleza increíble. El conjunto es simplemente brillante.

VH<em>SC</em>15<em>Tank</em>148649

A lo largo de las poco menos de diez horas que dura el juego, vamos siguiendo la vida de cuatro personajes durante los años 1914 a 1917. Resolviendo puzzles y sorteando obstáculos avanzamos en la narración y en la Historia. A pesar de ser la primera guerra que podríamos considerar verdaderamente moderna, no creo que esté muy lejos de la verdad al decir que sabemos de ella muy poco. Tal vez porque haya menos películas o porque por alguna razón cada aniversario pasa sin pena ni gloria, yo he de reconocer que me considero una analfabeta de esta guerra.

emile<em>picture</em>141723Emilekarl<em>picture</em>141725KarlAsí que de la mano de los cinco protagonistas he aprendido un poco más. Cada ‘escenario’ del juego va acompañado de una serie de notas históricas (completamente opcionales de leer, pero siendo como soy no me he saltado ni una) que detallan los hechos más importantes de la batalla en cuestión o de la ciudad en la que se desarrolla, de la vida de los soldados o de las condiciones de la gente y los combatientes. Junto a estas notas históricas, usando el típico sistema de ir recopilando objetos, se va completando esta historia con relatos más pequeños y personales. Si encontramos un casco agujereado, por ejemplo, aprendemos que los soldados los usaban para calentarse la comida o un casquillo de uno de los gigantescos cañones que se usaban, cómo era reciclado para convertirse en una pequeña caja. Hay infinidad de datos y curiosidades que aprender diseminados por todo el juego.

freddie<em>picture</em>141724Freddieanna<em>picture</em>141722Annawalt<em>picture</em>141726WaltValiant Hearts se centra en gran medida en el personaje de Emile, un granjero francés llamado a filas. El objetivo principal de Emile es encontrar a Karl, su yerno, un alemán expulsado de Francia al comenzar la guerra, que trata desesperadamente de volver con su mujer y su bebé. Junto a Emile, en el ejército francés está Freddie, un norteamericano cuya motivación es la venganza. A este grupo de une Anna, una estudiante de veterinaria belga que quiere salvar a su padre. Las vidas de estos cuatro personajes, además del indispensable Walt, se van cruzando y separando a lo largo del juego a medida que cada uno de ellos se acerca más a su meta.

Un dato importante del juego es que los personajes no tienen casi ningún diálogo claro. Las conversaciones, las interacciones con otros seres humanos, se hacen en una especie de batiburrillo verbal en el que lo único que puedes sacar en claro es el idioma que se está empleando. No es necesario nada más, no es necesario traducir nada para que te quede muy clara la intención del hablante. Los soldados en este juego son humanos, de todos los bandos, gente que preferiría estar en otro sitio y salvo la excepción de uno de los oficiales alemanes, no está pensado para que sientas una especial animosidad contra tus ‘enemigos’.

Dicho esto, el juego es una pequeña obra de arte y seguro que volveré a jugarlo para encontrar todas los objetos que se me han pasado por alto la primera vez.

Puede comprarse online en Steam, Uplay, XboxLive y PSN por unos 15€ y, al menos en Xbox, hay una demo descargarble.

Fuente: Todas las imágenes del post son de la web del juego http://valianthearts.ubi.com.