Reseña: Lords of War (¡y ahora en español!)

Lords of War es un juego de cartas para dos jugadores enfrentados en el plano táctico de batallas de ejércitos fantásticos.

Me llegó la noticia de su existencia cuando el incombustible Paco García Jaén de GMS Magazine empezó a hablar del juego original y de lo chulo que era.

El juego es muy muy fácil de poner en marcha. Cada jugador controla un mazo de los dos que vienen en el pack que adquieras (en mi caso, enanos vs orcos) y usan un tapete común de cuadrículas que viene en la caja para ir colocando las cartas que van jugando cada turno.

El mazo de cada jugador representa un ejército que aunque arranca con una raza concreta (enanos, orcos, elfos, no-muertos, etc) admite perfectamente la mezcla de unidades de combate de diferentes mazos mientras se sigan unas sencillas reglas. En mi caso, Angela y yo jugamos con Orcos y Enanos “puros” 🙂

Mi caja :)Mi caja :)Para ganar, el jugador tiene que conseguir uno de los dos siguientes objetivos: acabar con 20 unidades (cartas) cualesquiera del enemigo o matar a 4 commanders (aparte del general, son las unidades de mayor poder).

¿Cómo se matan unidades enemigas? Jugando cartas en el tablero cuadriculado. En cada turno, el jugador pone una carta en juego. Salvo unidades de apoyo (tipo ranged or spear), la unidad que se pone en juego está obligada a enfrentarse de alguna forma con otra unidad enemiga. Este enfrentamiento (o engagement) se produce si la carta tiene en alguna de sus esquinas un valor numérico de ataque que apunta a una carta enemiga.

Carta con defensa 1 y tres vectores de ataqueCarta con defensa 1 y tres vectores de ataqueInmediatamente, se producen tantas batallas como la unidad recién puesta en juego pueda establecer con las unidades enemigas adyacentes a las que apunta con un valor de ataque, sumando en ese momento al ataque todos los apoyos de unidades aliadas (no me entretendré en esto). Si la suma de ataque supera al valor de defensa de la unidad enemiga, la unidad enemiga ha muerto y se retira al montón de unidades derrotadas.

Estas escaramuzas que pueden empezar siendo un “te mato una unidad, me matas una unidad” rápidamente te fuerzan a pararte a pensar en dejar de jugar estúpidamente y planear tácticas que puedan llevar 2 ó 3 turnos (más allá Lords of War no requiere).

Las unidades tienen rangos y habilidades diferentes. A mí me encantan los berserkers, que si matan a una unidad avanzan al espacio que deja la unidad muerta y pueden volver a atacar si se dan las condiciones.

El juego puede durar entre 20 y 40 minutos y es muy absorbente. Yo creo que siguiendo la filosofía del ajedrez y otros juegos que peligrosamente se pueden alargar porque los jugadores reflexionan demasiado, un máximo de tiempo por turno puede ser interesante.

La sensación que transmite el juego es de una colección de escaramuzas bastante divertidas en un campo de batalla siempre cambiante. La rejugabilidad es absoluta. No me creo que haya dos partidas iguales.

¿A quién le podría gustar este juego? A todo aquél que tenga debilidad por juegos tácticos con un mazo que puedas personalizarte (si quieres). El juego transmite muy bien las diferentes acciones en una batalla a partir de las diferentes unidades. Me encanta la idea de que puedan “recuperar” una unidad de caballería a tu mano en lugar de robar una carta al final del turno. Por cierto, directamente usa las reglas “intermedias”, son las que le sacan la gracia al juego, sin ellas, es un poco soso.

¿A quién NO le podría gustar este juego? En general a todas las personas que no disfrutan planeando con 2-3 turnos por delante del momento y las que tratan de evitar los juegos en donde hay un poco de efectos en cadena con una sola jugada. Es decir, a aquellos jugadores que quieren pocas sorpresas y vivir reaccionando sólo al presente.

Por cierto, que el arte del juego está muy bien y ayuda a meterte en la partida, un gran acierto.

Precisamente estos días hay una campaña en Verkami para financiar la salida en España del juego. Me atrae especialmente la recompensa de Rastreador Especializado con los 6 ejércitos y un mazo adicional de climas y terrenos, ¡fantástico! Por un momento volví a recordar el genial juego por turnos (y por correo) de Tierra Media Juego Por correo (en fin, cosas mías).

En resumen, muy muy recomendable. Puede funcionar desde como un filler o algo mucho más cañero. A mí me encantaría tenerlo como companion en alguna partida de rol en donde haya una batalla y los jugadores lleven un mazo y el máster otro 🙂 ¡Ahí os dejo esa idea!