Penny Dreadful

La serie de la que más se ha hablado esta semana es Penny Dreadful, cuyo primer episodio se emitió el día 11. Aún con el disgusto por la cancelación de Almost Human (¿por qué Fox? ¿es que no fue suficiente con Firefly?) y a la espera de la siguiente temporada de Sleepy Hollow, he decidido asomarme a este nuevo programa.

Como se puede apreciar en el trailer, la serie no es precisamente familiar y no necesariamente por las escenas de sexo explícito, sino por una buena cantidad de escenas que bordean el terreno gore.

Como no tenía ni idea de lo que es Penny Dreadful, lo primero que hice fue acudir a esa fuente inabarcable de conocimiento que es la Wikipedia y allí se puede leer:

A penny dreadful was a type of British fiction publication in the 19th century that usually featured lurid serial stories appearing in parts over a number of weeks, each part costing one (old) penny. The term, however, soon came to encompass a variety of publications that featured cheap sensational fiction, such as story papers and booklet “libraries”. The penny dreadfuls were printed on cheap pulp paper and were aimed primarily at working class adolescents.

(Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/Penny_dreadful)

Así que no, no es el nombre de ninguna niña raruna.

Con esta idea en la cabeza y los fragmentos que he cogido aquí y allí sobre su temática gótica me he sentado a verla.

El primer episodio se desarrolla en Londres, en 1861, y empieza con una madre y una hija que son atacadas durante la noche, sin que aún sepamos quién o qué es el atacante. Acto seguido arrancan los créditos de inicio con una fantástica melodía que acompaña unas imágenes que sugieren misterio, terror, muerte… el decálogo de lo que es una historia del género. En cierto modo me recuerda a la intro de Sleepy Hollow, con su tonada misteriosilla y unas imágenes que sugieren perfectamente el tono de la serie.

En este episodio no es que abunde la trama, es un episodio de presentación tanto de la historia como de los personajes. La única información que obtenemos sobre lo que persigue el grupo de personajes protagonistas es que la hija de uno de ellos ha desaparecido.

El primero que hace aparición es Ethan Chandler (Josh Harnett), un pistolero norteamericano de circo que a lo Buffalo Bill, se dedica a deleitar al público con las proezas que realiza con sus revólveres. La información que se recibe de él a lo largo del episodio sienta las bases clásicas del personaje venido a menos y del vividor que busca algo más. Dato importante que aprendemos en seguida ya que si lo primero que vemos de él es su pericia con las armas, lo segundo es su trasero, literalmente, mientras entretiene a una dama inglesa de la que ni siquiera conoce el nombre detrás de un carro. Pocos minutos después entra en escena el personaje de Eva Green y para que nos quede claro el contraste, a ella le pregunta su nombre.

Yo voto que esta mujer es una brujaYo voto que esta mujer es una brujaEs realmente Eva Green la primera en aparecer en pantalla, pero al contrario que Ethan, su personaje se va desgranando lentamente a lo largo del episodio y aunque fiel a la tradición victoriana de la mujer misteriosa, parece evidente que en ella hay algo más que la tradicional heroína de esa época (esperemos que la serie cumpla en este aspecto, que ya estamos hasta el gorro de “es-ques” y pamplinas en nombre de la veracidad histórica mientras nos cuentan historias plagadas de vampiros, fantasmas y hombres lobo, ahí Sleepy Hollow tiene mi más absoluta devoción). Por ahora lo dejo aquí pero valgan estos tweets para ilustrar un poco al personaje:

La sonrisa que permite a Eva Green contratar a Josh Harnett en Penny Dreadful S01E01 da para fundar una religión.

— Por favor, RT. (@netmork) Mayo 12, 2014

A mí Eva Green me dice que tengo que exterminar a la humanidad y ya estáis rezando antes del fin. #Queen

— Silvia Broome (@silviabroome) Mayo 12, 2014

Penny-D

El siguiente personaje es Sir Malcolm Murray (Timothy Dalton) del que rápidamente averiguamos que es un explorador de renombre y que busca desesperadamente a su hija desaparecida. Tonta de mí que no hice la conexión inmediatamente cuando el primer lugar al que nos conducen es un nido de vampiros. Casi al final del episodio se revela el nombre de la mujer desaparecida: Mina. Collejas internas para mí.

El cuarto personaje que se presenta en este episodio es un joven científico obsesionado con la muerte y la separación entre la vida y la muerte, dato que queda claro con un elocuente discurso que le despacha a Sir Malcolm cuando éste intenta reclutarlo.

Imagino que aún deben quedar algunos personajes por hacer acto de presencia, ya que entre los protagonistas de la serie está Billie Piper y aún no la hemos visto. De especial interés, por aquello del orgullo patrio o algo, es que los dos primeros episodios de la serie están dirigidos por J.A. Bayona.

Durante el episodio vamos tabién viendo pinceladas de misterios con raíces en el antiguo Egipto, charlatanería clásica sobre demi-mondes y creencias en el misterio, cartas del tarot, arañas, Jack el Destripador y todos los elementos morbosillos y clásicos de la literatura de este género.