Numenéra; el nuevo juego de rol de MonteCook

Numenera (glaciar)Numenera (glaciar)Numenéra (o Numenera, sin tilde) es el nuevo proyecto de Monte Cook. Lejos queda ya el éxito de su Kickstarter del verano pasado pero eso sólo significa una cosa; estamos más cerca de tener el resultado del esfuerzo de editores, artistas, diseñadores de reglas. En ghilbrae.com voy a iniciar una serie de artículos breves sobre este juego de rol post-post-…-post-apocalíptico. Este primero presentará el juego, su origen y la ambientación y los siguientes entrarán en todo tipo de detalles.

El origen

No voy a entrar en polémicas, digamos que Monte Cook un buen día se enfadó lo suficiente con Wizards of the Coast y el rumbo de su DnDNext y decidió abandonar el barco. Al poco, anunciaba un nuevo proyecto en Kickstarter, el juego de rol Numenéra. Era un WTF! con el morbazo de ver qué pasaba con la iniciativa. Bueno, digamos que con más de 500.000$ lo petó.

Angela @ghilbrae y yo asistimos a la charla de MonteCook en la DragonCon del año pasado en donde presentaba el proyecto (ya llevaba una semana de kickstarter) y nos encantó el elemento fuertemente narrativo del juego, la ambientación y la dirección artística.

Zona central de la sala que usó para presentar Numenéra. Angela y yo estábamos en la zona izquierda.Zona central de la sala que usó para presentar Numenéra. Angela y yo estábamos en la zona izquierda.El equipo inicial del proyecto Numenéra lo compusieron el propio Monte Cook (Lead Designer), Shanna Germain (Lead Editor) y Kieran Yanner (Lead Artist) y aunque en estos meses se han unido más personas tanto en el diseño de las reglas como en la colaboración artística, ellos tres siguen siendo el corazón del proyecto.

La ambientación

Imaginad a El Viajero de la novela La Máquina del Tiempo de H.G Wells. Imaginad que la activa y se duerme un buen rato, horas… hasta que se despierta y frena bruscamente el avance de los cilindros. Ha transcurrido tanto tiempo que los continentes han vuelto a formar un segundo Pangea y las ruinas de 8 civilizaciones yacen disperas o enterradas por todo el mundo. Siendo la nuestra la primera de estas 8 civilizaciones, cada una surgió de las cenizas de la anterior para crecer hasta su apogeo y después entrar en declive hasta su extinción casi total. Un ciclo que se repitió decenas de miles de años cada vez.

Un "Nano" pelea contra un grupo de perros de cazaUn “Nano” pelea contra un grupo de perros de cazaBienvenidos al noveno mundo, el último intento de la humanidad por construir una nueva civilización global. Con un nivel tecnológico bajomedieval, han aprendido a manipular los restos de las anteriores civilizaciones con el objetivo, no de entender el pasado sino de asegurar un mejor futuro. Los habitantes de este mundo post-x8-apocalíptico apenas comprenden su entorno. No saben que la órbita de la Tierra no es la que debería y que se encuentra más alejada del Sol, lo justo para no ser abrasada por las temperaturas de 47C que un sol 1000 millones de años más viejo hubiera provocado en la superficie de nuestro planeta.

Los habitantes de este noveno mundo se agrupan en asentamientos aislados que en algunos casos llegan a ser de tamaño considerable y convertirse en pueblos o en ciudades estado. Sin embargo, no es raro habitar antiguas ruinas que ofrecen resguardo de los elementos y las criaturas salvajes o semisalvajes que también viven en este mundo.

Un extraño barco en un aún más extraño canalUn extraño barco en un aún más extraño canalA falta de magia, encontramos tecnología del pasado lo suficientemente avanzada e incomprensible como para hacer las veces de ésta. El conjunto de estos artefactos o utensilios así como las ruinas de construcciones del pasado o la nanotecnología que impregna la atmósfera es lo que se denomina de forma general “Numenéra”. Entender o controlar el/la Numenéra representa buena parte del esfuerzo de los transhumanos de este futuro distante.

Amber MonolithAmber MonolithEs importante señalar que existe una religión naciente, la Orden de la Verdad, surgida del descubrimiento del Monolito Ambarino, una gigantesca construcción de forma oblonga suspendida en el aire y rotando alrededor de su eje. Esta religión tiene arraigo de una amplia región del gran continente pero las zonas más salvajes o fuera de los dominios de ésta rechazan esta doctrina de fe.

Podéis leer algo más de la ambientación en el post de MonteCook, More on the Ninth World. Os dejo también un vídeo de la GENCON por si queréis dedicarle 50 minutos a un resumen del propio MonteCook.

El próximo artículo hablará de la mecánica de juego y sus peculiaridades.