Netrunner, el juego de cartas que vuelve con la fuerza de todo el ciberpunk

NetunnerNetunnerHay un atractivo innegable en la idea de un hacker tratando de acceder en un futuro no muy distante a los servidores de una megacorporación.

Android: Netrunner, el juego que Fantasy Flight Games publicó en 2012 y que ahora Edge en España edita en español, es básicamente la representación de esa lucha entre el poder establecido e individuos que viven al margen de la ley, empleando todos el poder de la tecnología a su favor.

Este juego en realidad es una revisión de Netrunner, de Richard Garfield, que en el año 1996 publicó este juego de cartas coleccionables (à-la-Magic). Vuelve con la mecánica del juego revisada y en formato Living Card Game, lo que facilita que la creación de estrategias dependa de la habilidad del jugador y no tanto de su bolsillo.

El juego en su versión “recauchutada” ha gozado de muy buena prensa desde que está en la calle y entre la edición inglesa y la española ha transcurrido apenas un año.

El juego

El juego está ambientado en un futuro distópico, siendo referencias fáciles películas como Bladerunner o Desafío total. En este futuro en el que se han colonizado la Luna y Marte y los androides y clones asumen buena parte del trabajo poco cualificado, florecen megacorporaciones influyentes que como mafias globales desean apropiarse de todos los recursos y el poder que puedan. De entre la población surgen parias y marginados expertos en el manejo de la tecnología, el software y las comunicaciones y, cada uno por motivos muy diferentes, tratan de poner en jaque a estos imperios cuasitodopoderosos.

Una mesa de juego desde la perspectiva del runnerUna mesa de juego desde la perspectiva del runnerSiendo un juego de tipo LCG, esto supone que a partir de la caja de inicio, existen expansiones (más de media docena a día de hoy) para diseñar y construir un “mazo” tanto en su concepción de Corporación como de Runner. Cada jugador debe poder cambiar de rol en cada partida y, por tanto, tener a su disposición DOS mazos completamente diferentes.

Con la caja básica vienen 4 conjuntos de cartas para 4 corporaciones y una adicional de recursos sin afiliación. También vienen otros 3 conjuntos de cartas vinculadas a 3 runners de diferentes talentos y personalidades y un conjunto adicional de recursos que todos ellos pueden usar. Siguiendo unas reglas bastante sencillas para la confección de mazos “legales”, acaba uno teniendo dos submazos de unas 45 cartas cada uno, listo para enfrentarse a las corporaciones o runners de otros jugadores.

Hay varios tutoriales muy bien realizados para tener una idea del juego y no tengo ninguna intención de convertir esta reseña en un paso a paso de la mecánica, sólo destacar los elementos más relevantes.

El componente de azar se reduce al orden de las cartas del mazo tras barajarlas. El resto depende de dos elementos; la capacidad para ejecutar tácticas exitosas con los recursos que proporcionan las cartas en juego (y las que presumiblemente saldrán al robar cartas del mazo) y el engaño o faroleo de los jugadores. El faroleo, concretamente, es especialmente relevante en el jugador que lleva a la corporación ya que parte de su estrategia de éxito consigue en engañar al runner sobre los activos valiosos que éste desea robar.

Otro de los aspectos más destacados de la mecánica es su carácter asimétrico. Por poner un ejemplo reciente, X-Wing, el juego de miniaturas, te permite llevar naves rebeldes o del imperio, pero la mecánica de juego es igual para ambos jugadores. Aquí no. El tipo de cartas, las fases del turno, las acciones, la forma de ganar la partida… son diferentes entre ambos

La corporación JinketiLa corporación JinketiLa corporación tiene planes ocultos que desea llevar a buen término. Estos planes se alojan (instalan) en servidores y debe protegerlos a toda costa de la acción del netrunner. Éste, por contra, amasa recursos hardware, alianzas y software para infiltrarse y robar o destruir esos planes ocultos de los servidores. La mesa de juego, al cabo de muy pocos turnos, se convierte en una malla viva de cartas boca arriba y boca abajo en donde la capacidad de engaño de la corporación y la habilidad del netrunner para recordar las cartas desveladas momentáneamente juegan un papel crucial en las tácticas a aplicar cada turno.

El juego incluye un manual de 36 páginas al que no le sobra ni una coma. La mecánica es compleja y absorbente al mismo tiempo y recomiendo visualizar vídeos de actual play para ver ejemplos de todas las acciones que se pueden desarrollar. Calculo que tras unas cinco partidas, es cuando uno podría empezar a pensar en revisar la configuración del mazo “de novato” que recomiendan para ambas facciones en las reglas.

En cuanto a tiempo de juego, la caja indica que puede variar desde 30′ a 60′. En mi opinión, durará 60′ las primeras veces o con jugadores muy experimentados y tenderá a durar 30′ en la parte “media” de la tabla de experiencia 🙂

Además de lo evocativo que resulta la temática del juego, la calidad visual de éste es innegable. Fantasy Flight Games nos tiene muy bien acostumbrados y aquí mantienen el nivel de forma impecable. Las ilustraciones son de estética comic moderno y los distintos artistas consiguen darle un tono homogéneo bastante inspirador.

El juego cuesta 39,95€ pero no veo motivo para que esa cifra no pudiera bajar hasta los 34,95€ o incluso 29,95€. Dos mazos de cartas, de buena calidad sin duda, un manual y una plancha de troquelado, podrían caber en una caja un tercio del tamaño de la que eligieron y ahorrar en costes. El problema es que “el tamaño importa” y este juego quiere poder destacar en las estanterías de las tiendas… y eso encarece el producto final aunque no vayas a volver a usar la caja nunca.

Las posibilidades

El juego tiene un gran potencial. Infinitas estrategias pueden llevarse a cabo con éxito y el disfrute en variar de rol le añade un extra, es como si tuvieras dos juegos en lugar de uno, pero con la diferencia de que lo que aprendes como runner te sirve para reforzar tu mazo de corporación y viceversa.

Es un juego que pide a gritos torneos y liguillas. La perfección de los mazos y la puesta en práctica de las diferentes estrategias sólo puede florecer realmente compitiendo contra desconocidos. Otros juegos LCG, como El Señor de los Anillos, no pueden decir lo mismo, al ser de tipo colaborativo (lo que gusta a mucha gente pero impide en la práctica la existencia de campeonatos).

Estoy seguro de que las tiendas especializadas que puedan permitirse unas mesas de juego, lo tendrán a partir de ahora en su lista de “torneables”.

La edición en español

Tengo que reconocer que me he visto forzado a comprarlo en español a pesar de tenerlo en inglés porque es muy muy probable que sólo se acepten cartas en español en los torneos que se organicen. Esto no sucede con juegos de fama y actividad más internacional como Magic, lo sé, pero en con juegos de menor impacto, parece que se impone la ley del “mínimo malentendido” y, por qué no decirlo, del “máximo beneficio de las tiendas” que al final y al cabo lo que van a vender a partir de ahora es la edición en español (la inglesa se agotó hace unas semanas en casi toda España).

En fin, al menos esto me permite identificar las diferencias entre ambas ediciones, que es algo que siempre me parece relevante para la justificación del mercado de las ediciones locales.

Está claro que el fabricante es el mismo o un clon del mismo. El juego, en cuanto a los materiales y calidades, es idéntico. Esto tiene todo el sentido y mi intuición es que Fanrtasy Flight Games fabrica todas las ediciones de las licencias de los diferentes países para asegurarse la calidad final y beneficiar también (imagino) a la editorial en términos de coste.

Esto hace que Edge tenga que dedicarse a la traducción y la distribución del juego (y quizá algo de maquetación del manual) pero no a la fabricación del juego en sí.

Leí el manual en español y apenas detecté errores o elementos que chirriaran (lo que sucede cuando la traducción es demasiado ortopédica o literal). El ejemplo más sobresaliente está en la página 17. En las fases de incursión, el paso 2 “Fase de Confrontación” arranca con la frase “La fase de Enfrentamiento consiste en…”. En general, creo que la labor de traducción de la terminología (y en este juego hay bastante slang propio) está bien conseguida.

En cuanto a las cartas, el proceso de revisión es mucho más pesado y de momento no me he puesto en serio con ello (ni creo que vaya a hacerlo nunca) pero me hizo gracia la traducción “excesiva” del texto de ambientación de la carta Hunter (Cazador) en donde el código informático

.//run/hunter-tr/return=true<br></br>
client/sec256IPv7->confirm? /y<br></br>  
3926:0HB7:1001:2NB1:1601:7784:ERROR<br></br>```

 se sustituyó por

.//run/hunter-tr/return=true

client/sec256IPv7->¿confirmar? /s


3926:0HB7:1001:2NB1:1601:7784:ERROR

```

Traducción demasiado literalTraducción demasiado literalEsto algo que no tiene mucho sentido (la mezcla de idiomas en órdenes y mensajes de bajo nivel) pero no deja de ser anecdótico.

Conclusión

Android: Netrunner promete ser un juego muy adictivo, perfecto para el formato LCG (originalmente era CCG, como Magic) y los amantes de los juegos de temática ciberpunk. El carácter asimétrico y las posibilidades de farolear enriquecen mucho la experiencia de juego. Aunque el precio es alto para el contenido “práctico” del juego, se trata de un producto de mucha calidad que requerirá de inversión de tiempo para poder construir mazos potentes. Me encantaría que, como ha sucedido con X-Wing, tuviéramos una selecta familia de juegos no tan masivos que movieran a la comunidad de jugones y estuvieran presentes en jornadas y tiendas especializadas. El trabajo de revisión de Fantasy Flight Games ha dejado un juego muy absorbente y Edge en España no ha desmerecido al producto padre. En breve saldrán packs de expansión en España y podremos ir adquiriendo nuestras tácticas y diferenciándonos más de nuestros contrincantes.