DnD5e segunda sesión: tenemos setting y adaptamos otros mundos

ghilbrae

La segunda sesión de mis aventuras como DM de DnD5e fue bastante interesante. Después de la que bautizamos como sesión tutorial, decidí que ahora que teníamos (tengo) el sistema más o menos claro, era el momento de hacer una sesión con un poco de roleo.

El primer problema tras la sesión anterior era elegir el setting para esta campaña. Si en el tutorial todo estaba un poco en el aire, sin nombres ni localizaciones, sabía que era necesario empezar a construir el mundo. El setting por defecto de DnD5e es el de Reinos Olvidados y a pesar de que no es una mala opción estaba buscando algo con menos historia para no tener que seguir la pista a demasiadas cosas. Las ventajas de elegir este setting son claras, hay un montón de información disponible, muchas aventuras y el trabajo de adaptación sería mínimo. Aún así prefería algo que me diera más libertad. Estuve leyendo y buscando durante un tiempo. Leyendo sobre otros settings de DnD pero ninguno acababa de convencerme. Quería un setting clásico de fantasía, en el estilo Dragonlance o Reinos, sin elementos modernos o victorianos. Encontré algunos prometedores pero en muchas ocasiones no había mucha información o, como me pasó con uno que me gustaba mucho, el proyecto de Kickstarter que habían lanzado estaba en marcha y el setting no iba a estar listo en un año como poco. Al fin llegué a un artículo que sugería usar el setting de DnD4e para esta edición y vi la luz.

¡Bienvenidos a Nentir Vale!

Nentir Vale

Hay suficiente información sobre Nentir Vale y Nerath como para poder tener mapas y un puñado de localizaciones predefinidas fácilmente pero también está lo suficientemente poco definido como para poder encajar multitud de aventuras y localizaciones nuevas sin que todo empiece a chirriar. Es cierto que he echado de menos algo más de detalle en algunas ocasiones pero lo que tengo me proporciona la flexiblidad que estaba buscando. Lo único que realmente he de tener en cuenta es llevar un registro de lo que nosotros vamos añadiendo al mundo. En cuanto a las razas que existen en Nentir Vale, son las mismas, la única diferencia grande que he encontrado son los elfos ya que en este setting se añaden los Elladrim, que pueden ser completamente obviables, especialmente al principio, porque son una raza poco frecuente.

El segundo obstáculo era encontrar una aventura que tuviera componente roleable y no que fuera un mata-mata sin más. La tarea es más complicada de lo que parece, muchas de las aventuras que hay disponibles van más en la línea de acción que de roleo. No dudo de que las haya, pero no son fáciles de encontrar y no es una cuestión de que sean gratis o no, si hay que comprar la aventura o módulo se hace pero me fastidia comprar una aventura y que luego no sea lo que estaba buscando. Después de sólo una sesión y años sin dirigir no me veo modificando la aventura para que encaje en mi idea, seguramente cuando haya cogido más práctica lo haga sin problemas.

Después de frustrarme un poco se me encendió la bombilla. ¿Y si miraba aventuras para un juego que a primera vista pudiera tener más roleo? Entonces es cuando empecé a mirar aventuras para Dragon Age RPG. Hace tiempo que tengo la idea de adaptar una de las misiones de Dragon Age Inquisition a una aventura, así que una buena toma de contacto podría ser adaptar una aventura del juego de rol y ver qué tal. Encontrar la aventura objetivo fue muy fácil, no tuve que mirar más allá del Quickstart Guide que está disponible gratuitamente en la página web de Green Ronin Publishing. La aventura que viene es perfecta. Es una aventura corta, con varios NPCs descritos en detalle y, además, necesarios para la aventura. Como aventura está diseñada para ayudar a un DM novato, con consejos sobre cómo llevar los encuentros, a los personajes o las soluciones que los PCs podrían implementar para cada uno de los retos. Además la aventura ilustra diferentes tipos de encuentros: encuentros de combate, encuentros de roleo, encuentros de exploración, etc. Todo ello para que los jugadores se enfrenten a situaciones variadas en las que puedan poner en práctica habilidades diversas y que tienen como efecto colateral dar más variedad a la aventura. Además tenía el extra de presentar cierto dilema ético que vendría muy bien para que los jugadores pudieran meterse mejor en la piel de sus personajes.

La aventura original se desarrolla en un pequeño feudo en Ferelden y yo decidí trasladarla al noroeste de Nentir Vale al pueblo de Winterhaven. En el Dungeon Master’s Guide de 4e hay una descripción de este pueblo y de la zona adyacente además de algunos personajes relevantes. Cambiando un par de ellos por los de la aventura quedó todo resuelto. En cuanto a los enemigos, la aventura usaba Darkspawn y yo, tras considerar goblins u orcos me decanté por los segundos porque creo que tienen más posibilidades, además para conservar el espíritu de uno de los encuentros de combate me inventé lo que hemos bautizado como un worgowl, el equivalente en buho a un huargo.

Fuente imagen: http://www.boredpanda.com/owl-photography/ - No se parecía a éste en nada, pero es mono :-)

Como suele ocurrir, la sesión no transcurrió como el DM había planeado.

Comencé introduciendo brevemente Nentir Vale y Nerath para que los jugadores empezaran a hacerse una idea del mundo en el que se van a desarrollar sus aventuras. La idea era dejarles algo de libertad para que pudieran vender los objetos obtenidos durante sus aventuras con la caravana y que luego empezaran la aventura propiamente dicha.

Al inicio de la aventura, la comandante de la expedición (a la que voy a tener que buscarle un nombre) les comunicó que la expedición estaba tocando a su fin y que ya no iban a necesitar sus servicios. Sin embargo, dada su capacidad y disposición, les informó de que el Barón Padraig Corbyn estaba buscando alguien para algún tipo de trabajo.

Afortunadamente me había preparado un mapa de Winterhaven y había leído un poco sobre la región, porque como pasa siempre decidieron posponer el encuentro con el Barón y darse un buen paseo por el pueblo. Fueron a la posada, preguntaron por allí, conocieron al 'sabio' local, charlaron con el camarero y, por fin, se dirigieron a una de las dos tiendas locales para convertir su tesoro en monedas.

Fuente imagen: https://pinterest.com/pin/562105597218029950/

Sinceramente creo que esta parte de la "aventura" estuvo muy bien y dio buenas oprtunidades para el roleo, especialmente en lo que se refiere al talento como negociadora de Ivalië, pero me puso a prueba teniendo que sacarme de la manga un personaje del que sólo había anotado el nombre, jeje.

Una vez que dieron por terminado todo lo que querían hacer en Winterhaven se fueron a la mansión/fortaleza del Barón y recibieron la misión. En principio la base de la aventura es acompañar a la persona de confianza del Barón, la maga Alenka, para ir al encuentro de los hijos del Barón que regresan de la ciudad de Fallcrest. Debido a una amenaza orca en el noroeste, todos los soldados están ocupados o bien en la expedición que está organizando el Barón o bien en la posible defensa de Winterhaven.

El desarrollo de la aventura además de tener algunos encuentros con orcos, dio bastante de sí, ya que las tres pudieron explorar su opinión del Barón, de Alenka o otros personajes secundarios que aparecen al avanzar la aventura. Además al presentar un dilema les ayudó a definirse más y dio pié a algunas posibilidades muy apetecibles para el futuro político de la región. Completamente inesperado pero muy bienvenido. Muy interesante también fue el caso de la guerrera Laura y su admiración por los y las "caballeros" que aparecen durante la aventura.

En general todo fue muy positivo y la sesión fue mejor de lo que hubiera podido esperar. Sigo anotando los puntos en los que podría mejorar y esperando el feedback de algunos de mis jugadores más perezosos. Por el momento creo que en la próxima sesión probaré a delegar la descripción de lo que sucede en el combate a los personajes que realizan las acciones, a ver si así es más fluida. En cuanto a las próximas aventuras, tengo idea de que sean los propios personajes los que decidan qué quieren hacer. Son un grupo de tres aventureras que se conocen un poco pero que se encuentran a gusto trabajando juntas y creo que sería un experimento interesante que en lugar de ser yo la que les pone los retos delante sean ellas las que los busquen de acuerdo a sus intereses.

Enlace a la aventura original: Dragon Age RPG Quickstart Guide PDF