Buzzkill, Donny Cates - Superhéroes adictos

22436

Desde que empecé el nuevo curso Social Issues through Comic Books he estado aprendiendo sobre las adicciones, sus raíces, sus causas, los efectos que tienen y lo que realmente son. Mucha materia para pensar y para analizar mis actividades y las de los que me rodean. Dejo pendiente escribir un post analizando con más profundidad lo que he aprendido en este primer módulo del curso porque ahora quiero hablar de una de las lecturas recomendadas del módulo: Buzzkill. Muchos de los elementos más conocidos asociados con la adicción están presentes en la historia, desde un trasfondo deprimido, un padre alcohólico y abusivo, la recaída, la negación o la justificación.

Buzzkill es una mini-serie de tan sólo cuatro números (aunque durante la entrevista al autor en el curso reveló que está preparando una continuación) escrita por Donny Cates y dibujada por Geoff Shaw. Ruben es un superhéroe, el típico superhéroe, el perfecto ejemplo: rubio, blanco, alto, musculoso. Es super-fuerte, puede volar, es la imagen clásica del superhéroe, pero es un adicto, un alcohólico y no porque lo use como una vía de escape para aquello a lo que se enfrenta cada vez que sale, sino porque es el alcohol, de hecho cualquier sustancia, el que le proporciona esos poderes. De modo que esta historia es la de un adicto que se enfrenta a sus enemigos, no todos de carne y hueso.

El dibujo es fantástico y marca los estados de ánimo y las fases por las que pasa la historia de Ruben en su lucha por la recuperación. La violencia o los momentos reveladores o de profunda derrota que se suceden se plasman perfectamente en las expresiones de los personajes de modo que cuentan la historia tanto como el guion. Muchas veces la ilustración en un comic parece que está ahí simplemente como un adorno a la historia, sin que realmente aporte mucho a pesar de su calidad técnica. El dibujo de Buzzkill no es precioso, ni espectacular en el sentido en el que lo es en muchos comics, pero es parte fundamental de la historia que está mostrando.

Buzzkill es un comic que invita a pensar en lo que ocurre en las cabezas de personas con adicciones, sean del tipo que sean, y también en lo que vemos o no de nuestros superhéroes preferidos. Ésta no es una historia bonita, es una historia heroica y triste que no puedo dejar de recomendar.

Buzzkill ha sido publicada por Dark Horse y puede conseguirse en formato digital a través de su tienda o aplicación.